CASA SEÑORIAL DE ALBAIDA

 

 

Casa señorial fortificada con tres torres, dos extremas y una central, sucesora de un primitivo castillo que en 1.279 donó Pedro III de Aragón, desde Valencia - al noble Gonzalo Lancea, quien lo pasó, con la torre de Carrícola, a su hijo Conrado, y de éste al rey Jaime II, en el asedio de Elche, el cual donólos a su consejero Berenguer de Vilaragut. Luego perteneció Albaida, entre otros señores, al cardenal Milán, que la compró a Juan II en 1.460 por 40.000 maravedís. De la estirpe Milán, que emparentó con los papas Borja, nació el condado y marquesado de Albaida, cuyo palacio fuerte aún perdura entre la plaza y el templo parroquial.

 

 

 

 

ATRÁS