SANTA POLA

(Para ver la foto más grande picar encima)

 

 

CASTILLO

 

Su construcción se inició en 1.558 por D. Bernardino de Cárdenas, Duque de Maqueda y Señor de Elche, el cual realizó la obra a su cargo por un coste total de 23.000 ducados. El Castillo fue fortificado convenientemente y artillado de inmediato. Para su guardia puso D. Bernardino un Alcaide, Alférez, Capellán y treinta soldados, ya que su objetivo principal era la defensa y protección de los marineros de Santa Pola, según rezaba una antigua lápida de mármol que aún se hallaba en el siglo XVIII colocada sobre la puerto principal del Castillo, en la que también constaba el nombre de su fundador y el año en que se hizo:

 

B.D. CARS. D. MK. D. LO m. TNS. PHILIPPI. POTENT ml. R.. HISPANIARVM PROSALV TE. NAVTARVM ACREPvBLICE CHRln.. ARCE. VETERE. PORT• ILLICI.MVNIVIT.ANNO.1.557.

 

La traducción más reciente la interpretan así:

 

Bernardino de Cárdenas, Duque de Maqueda, Lugarteniente del poderoso Felipe, Rey de las Españas, fortificó en el año 1557 la vieja ciudadela del Puerto Ilicitano para la salvación de los navegantes y del estado cristiano.

 

La fortaleza tuvo a su cargo la defensa de esta zona durante los siglos XVI y XVII. En este último siglo las noticias sobre el puerto y el castillo de Santa Pola casi llegan a desaparecer en los libros del concejo ilicitano. Sólo aparece alguna esporádica, como una sentencia de 1.671, referente al embarque de mercancías, aunque la función defensiva no disminuyó en absoluto si tenemos en cuenta la información referente al siglo XVIII. Posteriormente fue decayendo debido a los avances técnicos y tácticos de las armas de guerra, que cada día lo hacían más vulnerables. En 1.786 se procedió a su desarme incorporándolo a la Corona Real, por cesión que hizo el Excmo. Sr. Marqués de Astorga. A raíz de este hecho se colocó sobre la puerta principal un escudo del siglo XVIII con las armas reales que permanece en la actualidad.

 

El 3 de mayo de 1.855 se dio la orden de abandono y demolición del castillo, debido a su poca utilidad, lo cual no llegó a realizarse por la hábil gestión del alcalde D. Antonio Múrtula y Santos, que el 8 de junio de 1.857 solicitó su cesión al Ministerio de Guerra, alegando el interés de construir en él la iglesia y la aduana. En septiembre de 1.860, el castillo fue cedido al ayuntamiento de Santa Pola, según consta en una placa colocada en el interior del patio, junto a la puerta de la capilla de la Virgen de Loreto cuyo texto dice así:

 

En 28 de septiembre de 1.850 durante el reinado de Isabel II  y siendo alcalde D.Antonio Múrtula y Santos este castillo con la capilla de la Virgen y todas las demás dependencias pasó a ser propiedad de este ayuntamiento de Santa Pola en cumplimiento de la Real Orden de S.M. Ia Reina de fecha 8 de julio de 1.857 según consta en el libro IV de Cabildos del Archivo Municipal. Este castillo data del año 1.557.

 

 

TORRE DE CARABASSÍ

 

Los restos de la la torre se encuentran en el término municipal, cerca de las zona de las salinas.

 

Perteneció al sistema de torres vigía creado en el siglo XVI para completar las defensas del Castillo de Santa Pola. Su función era dar protección al litoral frente a los ataques de piratas berberiscos.

 

Actualmente se encuentra en ruinas, y de su deficiente estado sólo puede apreciarse que fue cilíndrica y de fábrica de mampostería.

 

 

TORRE ESCALETES

 

Se halla en la sierra del cabo de Santa Pola, próxima a la costa y frente a Santa Pola del este. Junto a ella existe una torre metálica con una cruz muy visible desde la mar. También es conocida como "Torre Pep". Datada en el siglo XVI, posiblemente es contemporánea de la construcción del castillo, aunque con seguridad fue levantada sobre otra anterior de origen musulmán. Es la que se encuentra a mayor altitud (unos 80 ms.) de todas las torres vigía de Santa Pola.

 

Es una torre de cuerpo troncocónico realizado a base de mampostería, con la parte superior rodeada de pequeñas ménsulas. Su estado de conservación es relativamente bueno, aunque ha perdido parte de su corona.

 

 

TORRE TALAIOLA

 

La situación de la torre coincide con la del actual faro de Santa Pola, ya que éste se edificó (1.858) aprovechando su estructura. Hay bastantes indicios para suponer que la torre primitiva era de construcción original romana. Plinio, cuando describe estas costas, la nombra llamándola "Torre del Atalayón". En cualquier caso, sin duda perteneció a la cadena costera de torres vigía.

 

Era una torre de planta cuadrada y ataluzada en todo su cuerpo, rematada por una cornisa. Aún se aprecian en sus cuatro paramentos las aperturas de aspilleras horizontales.

 

Su fábrica debió ser de mampostería, con refuerzos de sillares en las esquinas. Todo ello apenas se aprecia, ya que se halla completamente enlucida.

 

Muy modificada debido a su nuevo uso, aún puede distinguirse su estructura original. Se alza desde el interior de la vivienda de los vigilantes del faro, que la rodea por todos lados.

 

 

TORRE TAMARIT

 

Está en las proximidades de las salinas, cerca de la albufera y de la gola que forma su estrecha entrada. También es conocida como "Torre Vieja".

 

Era de planta cuadrada y de cuerpo ataluzado. Estaba construida de mampostería, reforzada con sillares en las esquinas. Coetánea de la edificación del castillo, formaba parte de su sistema de vigía y alerta.

 

Se encuentra en un avanzado estado de deterioro.

 

 

ATRÁS