RELLEU

 

 

 

 

Relleu debe su nombre, (en valenciano significa relieve) a la accidentada orografía que determina su término municipal. Su historia hay que vincularla al mundo morisco, agrícola y trabajador, que vivió en estas prósperas tierras hasta su expulsión.
La Iglesia de San Jaime Apóstol, la Ermita de San Alberto y el castillo son los hitos monumentales que caracterizan a Relleu.

 

La Iglesia Parroquial de San Jaime Apóstol se erige el siglo XVII sobre el antiguo cementerio de la población para ser demolida a finales del siglo pasado y acabada de reconstruir en 1931.

 

Sus campanas son singulares debido a que son las más antiguas de toda la provincia y a que su revolteo en fiestas ofrece un espectáculo sonoro inigualable, más todavía sabiendo que dicho revolteo lo hacen manos voluntarias sin ayuda mecánica alguna.


La ermita de San Alberto. Se encuentra en una de las alturas cercanas al casco urbano y se accede a ella por una serie de senderos que, tradicionalmente constituyen el Vía Crucis. Cerca de la ermita tenemos los restos de la muralla árabe del castillo. La ascensión a la ermita y la muralla permiten contemplar la mejor vista de Relleu y de gran parte de su término.

 

El casco urbano de la población, empinado y estrecho como los mejores zocos árabes, está muy bien conservado y tiene ejemplos arquitectónicos de notable interés. La plaza del Sagrado Corazón de Jesús es el epicentro de Relleu y eje de comunicaciones de la población. El edificio del Ayuntamiento data del siglo pasado y se debe a la mano de Vicente Gascó, Director de la Real Academia de San Carlos.

 

RECURSOS NATURALES Y EXCURSIONES

Relleu se enclava dentro de la comarca de la Marina Baixa, en el centro de un valle rodeado de montañas como la sierra del Cabeçó, 1.207 m., la sierra de la Grana 1.112 m., y la sierra del Aguilar de 889 metros de altitud. La superficie del término municipal es de 76 kilómetros cuadrados y su población se eleva a 431 metros sobre el nivel del mar.

 

El paraje más singular de Relleu es el pantano del río Amadorio que fue construido en 1776 bajo el reinado de Carlos III, el Rey Ilustrado. El pantano tiene una capacidad de 4.337.696 metros cúbicos y su planta es amplio radio, útil en su tiempo para construir posteriores presas de bóveda. Hoy en día está en desuso debido a que se ha construido otra presa en el vecino término municipal de Villajoyosa. El paraje es impresionante debido a lo abrupto del estrecho que forma el río y se puede acceder al mismo tanto a pie como en bicicleta o en coche.

 

La "Patá de Sant Jaume" es una huella de pie marcada sobre la roca cuyo origen se atribuye a una supuesta visita que el Apóstol hizo a la población. Se accede al enclave bordeando el cauce del río a través de senderos. También a lo largo del río tenemos "Els Tolls"; pequeños embalses o regazos de agua donde poderse zambullir en verano, cuando la temperatura del agua lo permite.

 

FIESTAS Y TRADICIONES

Las fiestas mayores de la población se celebran en honor a la Mare de Deu del Miracle y a los santos Cosme y Damián, aunque los jóvenes también celebran sus fiestas en agosto. Además hay otras fiestas . El 5 de enero se celebra para los niños la cabalgata de los Reyes Magos. El 11 de abril se conmemora el milagro de la Mare de Deu del Miracle con ofrenda floral, verbena y procesión; es una fiesta eminentemente religiosa.
El primer fin de semana de agosto los jóvenes dedican su fiesta a San Alberto, aunque hay actos lúdicos como verbenas, pasacalles, desfiles humorísticos, "banya" de agua o "mascletaes". El acto más importante y más solemne de estas fiestas juveniles es la romería que se hace a la ermita dedicada al santo y que concluye con la tradicional comida de sandía y coca.

Las fiestas patronales se celebran el último fin de semana de septiembre en honor a la Mare de Deu del Miracle y los santos Cosme y Damián. Se celebran con dicho motivo actos religiosos y actos lúdicos como el concurso de calles engalanadas, de paellas, "correfoc", espectáculos musicales o fuegos artificiales. Son los días que aprovechan los hijos del pueblo para volver a él y disfrutar todos juntos de la alegría compartida que suponen las fiestas mayores.

El calendario festivo se cierra con la "rodá de les aixames" en Nochebuena. Es una fiesta de origen pagano en que se encienden antorchas de esparto "aixames" con las que se recorren las calles del pueblo pidiendo el aguinaldo.

 

GASTRONOMÍA

Los platos típicos de la localidad son propios de economías agrícolas, fuertes e hipercalóricos, muy apropiados para ser consumidos en invierno. La "Olleta de Blat", la "Borra" hecha con espinacas y bacalao, la "faseura" con maíz o las diversas tortas "coques" , "farsida", "escaldá" o "a la paleta". Los embutidos; "blanquet", "llonganissa", sobrasada y "botifarra", son los sabrosos productos típicos que elaboran las carnicerías de la localidad.

Relleu es un pueblo tradicionalmente agrícola con especial dedicación a cultivos de secano como el almendro o el olivo. El pueblo cuenta con una empresa especializada en repelado y venta de almendras así como almazara de aceite donde poder comprar a lo largo de todo el año.

Cítricos y hortalizas completan el elenco de productos agrícolas de Relle

 

 

 

 

Tfno. Ayuntamiento: 966.85.60.41

C.P.: 03578

Distancia a la capital: 39 Km.

Distancia a Valencia: 140 Km

Habitantes: 795

Altitud: 429