POLOP DE LA MARINA - CHIRLES

 

 

 

Sus orígenes se remontan a la cultura íbera, como atestiguan los restos hallados en su territorio. A lo largo de su historia, Polop de la Marina ha destacado por la posición estratégica como enclave militar de la Marina Baixa gracias al castillo que coronaba el cerro. Este castillo fue plaza fuerte del caudillo musulmán Al-Azraq que se levantó contra Jaime I, quien lo reconquistó tras duros esfuerzos para su causa. Más tarde, en 1.520 con la revuelta agermanada contra el Emperador Carlos I, fue plaza fuerte donde se acogieron los moriscos fieles al Emperador. El castillo fue, por último, escenario de otro hito histórico cuando Felipe II decretó la expulsión de los moriscos en 1.609 y los cristianos se refugiaron en la fortaleza, ante el temor de un asalto de los expulsados moriscos. Todos estos hechos, reflejan la importancia que para la zona tenían la fortaleza y la villa de Polop, que como Baronía, agrupaba a pueblos como Benidorm, Alfaz del Pi y La Nucia.


La Baronía de Polop tiene un pasado lleno de historia y leyenda, donde se funden las culturas árabe y cristiana. La caricia del agua y un microclima especial han permitido el milagro de este pueblo blanco que se alza, oloroso de azahares, en el centro de un oasis de verdes infinitos al pie del monte Ponoch. Su bellísimo paisaje y la amabilidad de su clima, unidos a la singular característica de ofrecer un remanso de tranquilidad a muy pocos kilómetros del bullicio del litoral, convierten a Polop de la Marina en un lugar excepcional dentro de la oferta turística de la Marina Baixa.

 

El término municipal de Polop de la Marina se encuentra al norte de Benidorm. El acceso más habitual es por la carretera que comunica Benidorm con Callosa d'Ensarriá.


Los accidentes geológicos más importantes del municipio son la sierra del monte Ponoch y los barrancos que discurren hacia el este, el monte Ponoch (1.181 m) queda situado al oeste de Polop. Se trata de una sierra áspera y rocosa, de empinadísimas pendientes, cubierta de largos canchales y formidables peñascos y paredes que acentúan su esquivez.


Constituye un macizo orientado de este a oeste. La umbría está poblada de pinares y carrascas, y mantiene una continuidad con la sierra del Puig Campana. En las zonas de menor altura predominan los cultivos de almendras y olivos y en el valle los cítricos, nísperos, mango y caquis.

 

Desde el punto más alto de la población, donde se ubicó por un tiempo el cementerio  municipal, llamado por Gabriel Miró, huerto de cruces, se pueden observar restos de la que fue la muralla medieval de origen almohade,  del Siglo XII.

 

Durante nuestra ascensión al castillo estaremos recorriendo el Via Crucis, tan visitado durante la Semana Santa, a la vez que admiramos el paisaje que rodea al municipio.

 

A lo largo de la ascensión hacia el casco antiguo podemos admirar la antigüedad de sus calles y la belleza arquitectónica de sus casas antiguas. Como es el caso del Sótano Medieval. Esta antigua casona, hoy habilitada como museo, recoge una valiosa colección privada (D. Manuel Ribera) de objetos antiguos: cerámicas de todas las épocas, juguetes y muebles antiguos, piezas arqueológicas, etc.

 

En la alfarería Torregrossa, podrán ser testigos de la creación de piezas cerámicas hechas a torno artesano, y decoradas a mano. Se trata de una empresa familiar que a través de los métodos tradicionales en alfarería reproduce hermosas piezas cerámicas cuyo origen se remonta a la Edad Media

 

EDIFICIOS O CONJUNTOS ARQUITECTÓNICOS

 

Sótano Medieval

Contiene una valiosa colección de cerámica antigua, juguetes, tallas y utensilios.

 

Antigua Muralla medieval

Desde el punto más alto de la población, donde se ubicó el antiguo cementerio, se pueden observar sus restos.

 

Restos de Fortaleza

Época:

Según memoria de excavaciones arqueológicas realizadas por técnicos de la Consejería de Cultura en el año 1993, el origen de la fortaleza es de época almohade, es decir, de la 2ª mitad del s. XII.

 

Descripción:

No se conoce la estructura del castillo, ya que no ha sido excavado y por tanto no es visible como tal.  Sobre él existen los restos de un cementerio moderno. Los lienzos de muralla sí son todavía visibles, y rodean el cerro donde se sitúa el castillo.

 

Situación:

En la cumbre del cerro alrededor del cual se distribuye el municipio. Al descender del cerro nos encontramos ya con el casco antiguo y la Iglesia de San Pedro Apóstol; enfrente de ésta está el Santuario de la Divina Aurora.

 

El acceso al castillo  es  sencillo, tan sólo hay que dar un paseo desde la entrada del pueblo hacía la parte alta, contemplando al mismo tiempo las calles antiguas y la célebre plaza de las 221 fuentes;  o directamente conducir el vehículo( no autobuses) hasta el pie del cerro. Desde el castillo se puede obtener una vista panorámica fantástica de la comarca de la Marina Baija: desde el Monte Ponoig o “ León Dormido”, a el Ifach, Bernia, la entrada al Valle de Guadalest, Chirles,  La Nucía, Callosa,  Altea y  el mar Mediterráneo.

 

Horario:

La visita se puede realizar en cualquier momento, ya que se trata de un paraje abierto. Incluso por la noche, ya que tiene iluminación nocturna. El cementerio está cerrado, no puede ser visitado.

 

La Fortaleza se encuentra inscrita en el inventario de Bienes Inmuebles del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el Nº de registro: R-I-51-0009950-00000 

 

 

La Iglesia de San Pedro Apóstol

Época:

Su construcción se inicia  el día 9 de junio del año 1700, y es bendecida en el año 1733, por lo que su construcción ya habría finalizado. 

 

Descripción:

Iglesia de planta rectangular, nave central, con dos naves laterales más estrechas. El campanario se encuentra situado a la derecha de la puerta principal orientada al oeste. Con anterioridad a la guerra civil, existía un impresionante retablo que ocupaba todo el altar mayor; pero la iglesia fue quemada en su totalidad el 25 de julio de 1936, y el retablo fue destruido. El día 4 de julio de 1936, se dio la última misa antes de que estallase la guerra en esta Iglesia, por el Párroco D. José Benavent.

Situación:

 

La Iglesia de Sant Pedro Apóstol, se encuentra situada en la parte más elevada del casco antiguo de Polop, junto a la plaça del Peix, y  la antigua plaça de la Iglesia, hoy plaza de la Diputación. Desde esta plaza se inicia el ascenso hacia el Castillo.

 

Horario:

Tan sólo está abierta cuando se celebran actos religiosos, los domingos a las 12:00hrs, y todos los días a 19:00hrs. 

 

Ermita de la Divina Aurora

Época:

Posiblemente su construcción data del s. XVIII.

 

Descripción:

Pequeña ermita de planta rectangular, con una superficie de 22 m2. Su facha consta de dos cuerpos horizontales, el inferior de mayor altura, está ocupado casi todo por la puerta; el superior, más estrecho, tiene en su parte central un conjunto de azulejos del s. XVIII, con la representación de la Divina Aurora. Antiguamente en la parte superior central existía un pequeño campanile que no existe en la actualidad.

 

Situación:

Sita en la plaza de la Diputación, frente a la puerta principal de la Iglesia de San Pedro Apóstol.

 

Horario:

En la actualidad no se puede visitar, ya que está en proceso de restauración.  

Durante toda la ascensión al castillo estaremos recorriendo el Vía Crucis, tan visitado durante la Semana Santa. También disfrutaremos de una vista panorámica fantástica de la mayor parte de los municipios que conforman la comarca de  la Marina Baixa.      

 

Cueva de Cid

Descripción:

Cueva situada bajo el castillo, y según la tradición lugar dónde pernoctó Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. En la Historia Roderici  (biografía del Cid escrita por un contemporáneo a su época),  se describe este hecho, y lo podríamos situar en el  año 1089.

 

 

 

Fuente de los Caños

Descripción:

Plaza semicircular  porticada con 221 fuentes o caños. Se trata de un espacio abierto y situada en la zona centro del municipio, en la parte más moderna. En el lienzo de muro de donde manan las fuentes la decoración se basa en escudos de municipio de la provincia de Alicante en azulejería.

 

Cuenta también con un museo del Alambre. Con una colección de piezas ensambladas que representan monumentos o figuras.

 

CLIMA

 

El clima de la zona, tratándose de un clima mediterráneo marítimo, que se caracteriza por veranos calurosos e inviernos suaves y de escasas precipitaciones (300 mm), tiene en esta zona un régimen de lluvias mayor (500-600 mm.), una temperatura media anual de 17º C, que disminuye con la altura y donde en invierno no son raras las heladas. El régimen de lluvias se concentra en primavera y en otoño, siendo también frecuentes tormentas en la época estival de gran intensidad horaria y corta duración y con aparato eléctrico; igualmente también se producen tormentas secas, en invierno no es difícil que la precipitación sea en forma de nieve en las partes heladas del municipio.

 

GASTRONOMÍA

 

Platos típicos de Polop serían: Coques farçides, olleta de blat, mintxos, pebreretes en sangacho etc.

Las deliciosas pilotes de dacsa elaboradas con harina de maiz, con judías, carne y verduras.

L'olleta de blat. Receta que tiene el trigo como principal ingrediente.

 

L'arros amb fressols i naps. Los principales ingredientes de esta receta son el arroz, habichuelas, nabos, cardos, acelgas, tomates, cebollas, aceite y carne de cerdo.

 

La paella alicantina, el plato más representativo de la comunidad valenciana.

 

Para endulzar nuestras comidas podremos degustar alguno de los dulces típicos de la Marina Baja, como son los pastissets de boniato, y de almendra, los almendrados, la coca María, . . 

 

O si prefieren la fruta, la variedad es muy amplia, como en toda la comunidad valenciana, aún así les recomendamos los nísperos ya sean naturales o en almíbar.

 

Todos estos platos típicos de Polop pueden ser acompañados por los aromáticos vinos de la Marina.  Para finalizar del mejor modo posible nuestra degustación de la cocina polopina, una copita de mistela, nombre que recibe el vino dulce en la zona, y... ¡bon profit!

 

FIESTAS

 

Estas fiestas son conocidas por su gran colorido, por la música de las bandas y dulzainas, y como no, por los excepcionales fuegos artificiales, tan típicos de nuestra cultura levantina.

 

De su calendario festivo destaca, como en tantos otros municipios del país, el Viernes Santo y el Corpus Christi, con sus tradicionales procesiones.

 

A  mediados de agosto se celebran las fiestas llamadas de El Porrat, en honor a San Roque, y a la Virgen de la Asunción. Durante cinco días se realizan diversos actos religiosos y lúdicos como verbenas, desfiles, pasacalles, romerías,...

 

A finales del mes de agosto, concretamente el 31, se celebra en el caserío de Chirles, la festividad en honor a San Ramón Nonato, Santo Patrón de las embarazadas.

 

Por último, a principios  del  mes de octubre tiene lugar la festividad en honor a los Santos patrones San Francisco de Asis, y la Virgen de los Dolores. 

 

COMUNICACIONES

 

Por carretera la N-332 con desvíos por carretera comarcal, comunica este municipio con Benidorm, Altea y Alfaz del Pí y hacia el interior, con Callosa de Ensarriá por la comarcal 3313. 

 

Por avión, los aeropuertos de El Altet (Teléfono: 96 528 50 11) y Manises (Teléfono: 96 370 95 00). 

 

Por autobús, la compañía de autobuses ALSA (WWW.alsa.es) dispone de líneas desde Benidorm y Alicante hacia Callosa de Ensarriá, con parada en este municipio.

 

 

Telf Ayuntamiento:  965.87.01.50

C.P.: 03520

Distancia a la capital: 50 Km.

Distancia a Valencia: 120 Km.

Habitantes: 2136

Altura:  236 M.

 

 

 

 

MONTE PONOCH

 

DESCRIPCIÓN: Se trata del monte también llamado León Dormido, por su similitud con el animal recostado. Su altitud es de 1.181m. Se trata de un paraje incluido en manuales de rutas de senderismo  como lo de la Diputación, del Ceder, locales,... Los paisajes que nos podemos encontrar son impresionantes, desde el Collado del Llamp, al Barranc de Gulapdar, L’Almassere.

 

“…Aunque la principal cumbre apenas sobrepasa los 1.100 M., sus paredes se elevan con presuntuosa grandeza dolomítica junto a la costa alcanzando hasta los 600 M. de altura. 

 

Nuestra visita nos permite afirmar sin lugar a dudas que se trata de una región de enorme potencial para la escalada. La posibilidad de perderse en unas montañas poco conocidas o escalar paredes de hasta 600 M. a unas cimas apenas visitadas, será un atractivo suficiente para la mayoría. Si añadimos el magnífico clima durante el invierno, no cabe duda de que la sierra de Aitana será una de las grandes áreas de escalada del futuro"

 

De esta forma admirada describían los ingleses Brian Royle y Kim Meldrum su impresión ante las paredes del monte Ponoig tras su primera visita en 1970. Durante la misma, llevaron a cabo la primera apertura de la pared: el Espolón de los Ingleses, preludio de lo que sería más tarde una magnífica zona de escalada con más de 60 grandes itinerarios de dificultad media/alta y un nada despreciable grado de compromiso.

 

No tardaron en divulgar su descubrimiento dándolo a conocer  en revistas especializadas de su país. Esto es el estímulo para que escaladores valencianos se animaran a visitar estas paredes y como resultado de ello al poco tiempo surgió un atrevido trazado en la pared central: la Vía de los Valencianos, escalada comprometida para la época que, posteriormente ha sido repetida en " Sólo integral" en menos de 50 minutos, exigió durante no pocas repeticiones al menos un vivac y numerosos pasos de artificial. Esta vía también fue el escenario de la primera escalada llevada a cabo en esta pared por una cordada femenina, formada por Marisa Puchades y Amparo Abad en el año 1985.

 

Siguiendo la tendencia del momento de denominar a las vías según la procedencia de sus aperturistas, tras el Espolón de los Ingleses y la Vía de los Valencianos se inauguran  la Vía Catalunya y la Vía de los Murcianos. Cada una de estas líneas intentaba aportar un mayor grado de dificultad y poco a poco el Ponoig adquirió la aureola de pared de gran compromiso que aún hoy la acompaña.

 

A finales de la década de los setenta y principios de los ochenta el número de rutas en las paredes del Ponoig creció de forma notable. Generalmente eran vías abiertas por escaladores de Alicante y Murcia. Nombres como Félix Gomez de León, José Matas, Antonio Ros, Manolo Amat o los hermanos García Gallego son sólo algunos de los que escribieron las primeras páginas de escalada en las paredes del Ponoig. 

 

Tras el furor de las primeras aperturas hubo un gran frenazo en cuanto a nuevas vías y no fue hasta principios de los 90 cuando Jaime Arviza, Emili Perales y Salvador Guerola abren enla pared del Tozal la vía Danza Invisible, convertida en otra gran clásica  y que sirvió de punto de arranque para una nueva etapa en esta pared. Salvador Guerola ha sido también un incansable aperturista al que  de deben gran parte de los originales e interesantes itinerarios abiertos junto a diversos compañeros en estos últimos años (Café Licor, Cometa Hyakutake, Puro Habano, etc...)

 

Con el tiempo, estas paredes han atraído también a grandes escaladores deportivos como lo demuestra al apertura desde abajo de Las bicicletas son para el verano, llevada a cabo por Pedro Pons, Alfredo Merino, y Jesús García en el 94. Esta via es actualmente la escalada  deportiva en pared más significativa y difícil que podemos encontrar en el macizo del Ponoig.

 

RUTAS

 

Ruta nº 1

Esta ruta parte del mismo pueblo, concretamente de la Rinconada de Gabriel Miró. Dejamos atrás el puente, y debajo y hacia la montaña. 

 

Salimos de la Rinconada y nos dirigimos a la izquierda, hacia Xirles. Atravesamos la Calle de la Era y al final torcemos a la izquierda de nuevo, en dirección a Benimantell y Guadalest. Circulamos alrededor de diez minutos por la carretera comarcal 3313, hasta un cruce: a la izquierda a Benimantell-Guadalest; a la derecha al cementerio, y por el centro, nuestra dirección, Xirles. 

 

Pisamos asfalto, entre huertos de cítricos y almendros. Dejamos a la derecha y cuesta abajo, pasamos un pequeño puente  y la entrada del restaurante Molí de Xirles. Veremos a esta altura el pilón que indica el km. 1 de la AV- 1702 y al poco un puente más ancho, que supera el Barranco de Xirles, desde donde se ve esta pedanía. 

 

Si seguimos la carretera, al poco y a la izquierda, hay unas escaleras que se meten en la población. Vamos a parar en la Plaza de las Ánimas . Hay una fuente en este punto. Antes de continuar con la ruta es conveniente visitar Xirles, sus callejuelas estrechas y llenas de encanto; así como las vistas que esta población ofrece. La primera calle que hay al pasar la Plazoleta de las Animas, es la de San Antonio. Subimos por ella ( minuto 28 aprox. ) y giramos a la izquierda por la Calle Alcoy. Seguimos recto hasta el final, cuesta arriba, y dejamos la población dirigiéndonos a la izquierda, ya por un camino de tierra. Hemos de seguir por ésta aunque hay algunos cruces poco conflictivos hasta salir de nuevo a la carretera asfaltada que va a Benimantell-Guadalest.

 

Desde el final de la Calle Alcoy, por la mencionada pista de tierra, vamos a caminar dejando a la izquierda el Barranco de Xirles, entre huertos y algunas fincas. Hay caminos de menor importancia que descienden al barranco y otros, hacia la derecha, se adentran a huertos y fincas. La tendencia será siempre hacia la zona más montañosa que se levanta frente a nosotros. Al cabo de una hora, desde que salimos de Polop, llegamos al cruce con la carretera comarcal AP 1704. km. 3, que hacia la izquierda lleva a Polop y a la derecha de Benimantell-Guadalest. Hasta este lugar se puede realizar el trayecto en bicicleta de montaña. 

 

Hemos salido a la altura de un puente-por debajo pasa el Barranco de Xirles- y tenemos dos alternativas: cruzamos la carretera ya ascendemos la ladera por la derecha del puente o seguimos la carretera por la derecha, y tras la curva cogemos una pista. Vamos a parar al mimo lugar, enfocado hacia una estación de bombeo, desde donde descenderemos al barranco para seguir por un senda, la de la izquierda, que cruzará el barranco, lo dejará a la derecha y ascenderá. Este es, sin duda, el tramo más bonito del recorrido. Transita entre pinos, en la umbría y de forma ascendente hasta el final del trayecto. 

 

Al cabo de unos veinte minutos ( 1 hora y 20 minutos) salimos del sendero a una pista forestal ancha y seguimos ascendiendo. La pendiente es algo inclinada durante unos minutos. Al final de esta pista llegamos a un pequeño collado desde el que se abre el paisaje y nos ofrece una vista formidable: Polop, Sierra Bernia, Peñon de Ifach, etc....Para ampliar la vista podemos subir al peñasco que se levanta a nuestra izquierda. 

 

Este es el final de la ruta. El regreso se puede realizar por el mismo camino o bien descender por la ladera que hay en dirección a Polop. Hay una senda muy mal marcada, de todas formas no hay pérdida ya que desde el collado se observa todo el valle y es fácil trazar un camino de regreso distinto.

 

Ruta nº 2

La ruta comienza en la Oficina de Información turística, que hay a la entrada de la población. Giraremos por la primera calle a la izquierda, Carrer Ponoig, al fondo se  puede observar la formación rocosa y un pequeño valle a su izquierda por el que discurre la ruta. 

 

Subimos por la Avenida del Ponoig hasta el final, en el que nos encontraremos a la derecha con la Calle Elche, que está sin urbanizar. Cruzamos toda la calle hasta que lleguemos a una pista asfaltada en la que tomamos dirección izquierda. Pronto llegamos a un cruce con forma de Y , cogemos el ramal de la derecha, si cogemos el de la izquierda también se llega pero es más largo y más facil confundirse ya que existen numerosos cruces. 

 

Seguimos por la pista asfaltada hasta un chalet que tiene un arco con teja en la entrada ( 10 m.), la pista deja de estar asfaltada y tenemos a la izquierda níspero y pinos a la derecha, al fondo siempre está el Ponoig. El camino, siempre ascendente, se va haciendo más agreste y ya sólo vemos pinos y arbustos a ambos lados. 

 

Llegamos a una cruce, la pista sigue a izquierda y derecha pero cogemos un pequeño sendero que se adentre en un terreno abancalado poblado por pinos. El sendero parece desaparecer pero nuestra referencia debe ser siempre el valle que vemos a la izquierda del Ponoig. Llevamos 25 minutos de marcha cuando salimos a una pista que es la que dejamos a la izquierda en el cruce en forma de Y, vemos un cruce y una pista con una cadena flanqueada por dos ruedas de carro, seguimos por esta pista. 

 

Pronto seguimos por una rambla que sale a la derecha y paralela al camino, vemos grandes bolos de piedra y cómo, poco a poco, la rambla toma forma de U, el sendero está marcado a partir de aquí con puntos rojos. 

La vegetación se hace cada vez más abundante, lo que obliga al sendero a salirse del cauce de la rambla y empezar a discurrir por la margen derecha de la misma ( 40 minutos). Cogemos rapidamente, altura con respecto al cauce. El sendero discurre entre grandes piedras y pinos, paralelo al cauce. 

 

Seguimos por el sendero, con ayuda de los puntos rojos y subiendo siempre hacia las paredes de la derecha no nos será difícil orientarnos. Llegamos a un refugio de pastores y ovejas " empotrado" en unas grietas a la pared ( 1 hora y 10 minutos). Treinta minutos más tarde  llegamos a un collado a partir del cual, y sin perder altura, seguiremos caminando paralelos a las paredes por los canchales. A nuestra izquierda vemos la pista de Margoch,

 

Tras cuarenta minutos de marcha ( 2 horas y 20 minutos del comienzo) llegamos a un collado, buscamos un sendero que sale a nuestra derecha y que sigue en dirección al Ponoig, existe un cartel de PR que lo indica y está señalizado con puntos rojos. 

 

Ya sólo nos quedan 25 minutos hasta la cumbre del Ponoig (1.181 mts), vemos grandes carrascas y arbustos, roca desnuda fuertemente erosionada y podemos contemplar el Peñón de Ifach, Benidorm, El Puig Campana, la Sierra del Cabeço, y del Maigmó, la Sierra Aitana,....

 

La excursión la podemos terminar acercándonos hasta el final de los morros del Ponoig desde donde disfrutaremos de un preciosa vista aérea de Polop.

 

El descenso lo podremos realizar por Gulapdar(Ruta 3), por Margoch ( Ruta 2) o bajando por dónde subimos al collado y descendiendo por la vertiente del valle. 

 

 

CASERÍO DE CHIRLES

 

 

 

Existía ya como alquería islámica  en el s. XII, ya que aparece mencionada en el Llibre del Repartiment.

 

Descripción:

Pequeño pueblecito de unos 100 habitantes. Situado a 1’7 Km. de Polop de la Marina, del que depende administrativamente. Es destacable la bonita fisonomía del pueblo, sus todas sus casas blancas, y abrazadas al monte Tossal.

Se trata de un núcleo con pocos residentes, pero con una amplia oferta en restauración, por lo que es bastante visitado.

 

Fiestas:

El 31 de agosto se celebran las fiestas en Honor a San Ramón Nonato, Santo Patrón de las futuras madres.