FIESTAS DE MADRID

 

15 DE MAYO SAN ISIDRO LABRADOR:

 

Madrid celebra la Feria de San Isidro el 15 de mayo. Ya antes de 1622, que es la fecha en que el labrador Isidro ascendió a la categoría de Santo, se le veneraba acercándose a la Pradera, comiendo roscas y bebiendo vino. ‘Chulapos’ y ‘chulapas’ (personas engalanadas con el traje castizo y folclórico) demostraban sus dotes como bailarines con el tradicional "chotis". Todavía en el año 2000 siguen celebrando los madrileños estas fiestas en honor al patrón de la Villa, aunque con algunos cambios: hoy hay conciertos, espectáculos y corridas de toros.

 

En la pradera de San Isidro, junto a la ermita del santo, se reúnen las familias madrileñas. Como música de fondo, un chotis es destilado por el viejo organillo del Maestro Izquierdo, el personaje más constante de las castizas fiestas. Y así va pasando la mañana. Al medio día llega la hora del cocido, que es ofrecido gratuitamente por las asociaciones de mujeres de Carabanchel o por el Ayuntamiento. Y la fila se traslada de la ermita a la olla de los garbanzos, que duran bien poco.

 

Los chiringuitos no faltan. Por unas cantidades monetarias nada despreciables, la concurrencia puede comerse gallinejas, pinchos de chorizo o un plato de paella. Los más, sin embargo, se llevan la cesta de casa, bien surtida de ensaladas y tortillas. Sobre el césped de la pradera de San Isidro, pues, se desparraman miles de familias, dispuestas a pasar la jornada "isidril" como mandan los cánones.

 

Madrid, a finales del siglo XX, sigue siendo una zarzuela del XIX, que tiene el corazón del género chico y un código genético chiné que se va transmitiendo de generación en generación (José María Alvarez del Manzano dixit). En las fiestas de San Isidro, lo viejo y lo nuevo se hacen compatibles, se aúnan.

 

Finalmente, un componente esencial de las Fiestas de San Isidro es justamente la Feria de San Isidro, los toros. Madrid siempre ha festejado el día de San Isidro, pero no tenía feria taurina. La temporada comenzaba en marzo y terminaba en octubre y había dos abonos: el de otoño y el de primavera. En 1934 se inaugura oficialmente la Plaza de las Ventas y en 1947 se aprovecha esta festividad para reunir todas las corridas repartidas a lo largo del mes de mayo. La Feria de San Isidro es el momento más importante del año dentro del toreo, tanto español como internacional. Para ello, Madrid engalana su plaza de toros de Las Ventas, y no hay torero que se precie de estar consagrado si no ha toreado en dicha plaza o en La Maestranza de Sevilla. Para quien quiera conocerlos, éste es uno de los enlaces a ella
 

 

 

15 DE AGOSTO  VIRGEN DE LA PALOMA:

 

Los madrileños visten los trajes típicos de "chulapos" y las madrileñas el mantón de Manila. Las calles se adornan con farolillos de colores y en las verbenas se baila el "chotis". Se celebra la tradicional "Verbena de la Paloma" en los barrios de La Latina, Lavapiés y Vistillas.

 

 

2 DE MAYO FIESTA DE LA COMUNIDAD DE MADRID:

 

Conmemora el levantamiento de los madrileños contra la dominación francesa a principios del siglo XIX.

 

Verbenas y celebraciones en el barrio de Malasaña, donde se encuentra la Plaza del 2 de Mayo.